Higiene en nuestro calzado

Higiene en nuestro calzado

Mevecol, recomienda mantener una higiene no solo personal sino que también para nuestras prendas de vestir y el calzado. Para esto, hay muchos tips que son efectivos y no son costosos. Busca la causa original de los mal olores todos sabemos que el mal olor de los zapatos se debe al sudor de nuestros pies. Pero en ocasiones, seguro que habrás notado que hay zapatos que huelen más que otros. Tal vez se deba a las plantillas que absorben más el sudor y que lo retienen, favoreciendo además la aparición de bacterias. Y es un riesgo que no vale la pena correr. Si notas que el mal olor de los zapatos no se va tan fácilmente, cambia regularmente las plantillas. Si no puedes cambiar las plantillas, aplica unas especiales que te protejan del mal olor y las bacterias. Ten en cuenta que el mal olor a largo plazo puede traernos problemas en los pies, de ahí que sea necesario mantener una buena higiene.

  • El truco de los polvos de talco

Los polvos de talco actúan del mismo modo que el bicarbonato de sodio, tienen la virtud de absorber humedades y silenciar con ello el mal olor. En este caso dispones de dos opciones. Puedes poner un poco de polvos de talco en cada zapato y dejarlos actuar durante toda la noche, para después, quitarlos por la mañana. La segunda opción es también muy fácil y adecuada puedes aplicarte polvos de talco en la planta del pie, de ese modo limitamos la sudoración. Es muy útil y efectivo contra el mal olor en los zapatos y los pies.

  • Eliminar bacterias en nuestro calzado

Estaría muy bien que tuvieras siempre en casa un poco de salvia y lavanda, son dos plantas que eliminan muy bien los olores. Lo que haremos es poner en cada zapato unas cuantas hojitas de salvia y unas ramas de lavanda, luego, deja los zapatos en un lugar abierto que tenga contacto con el aire,  para que se vaya eliminando  también las bacterias. Por la mañana tendrás tus zapatos más que listos.

  • Naranja, limón o toronja

Otro remedio muy sencillo. Nunca tires la cáscara de limón o de tus naranjas, tampoco de las toronjas. Son muy prácticas para eliminar el mal olor de los zapatos, en este caso y como siempre, será adecuado que las introduzcas en ellos durante toda la noche. Es un acierto seguro.

Cómo mantener una buena higiene en los zapatos, es la principal manera de evitar los malos olores y las bacterias generadas por el mal hábito, intenta no usar zapatos cerrados todos los días. Es malo para la salud de nuestros pies y favorece el mal olor. Cuando llegues a casa, cambia de calzado y deja que esos zapatos se aireen. No importa si el zapato es de buena calidad o calidad media, todos absorben el mal olor. De ahí que debamos mantener una buena limpieza de los mismos. Cepíllalos cada día, y en el interior, puedes utilizar un trapo húmedo con el mismo detergente con el que limpias la ropa. Friega bien eliminando machas y humedades.

Si en tu caso sueles sufrir de sudoración excesiva en la planta del pie, sería adecuado seguir el consejo que antes te hemos señalado: aplicar polvos de talco. Es un remedio sencillo que nos sirve de mucho en el día a día.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: